New York; siempre iluminada


my_hdr_camera_20160323_140700.jpg23/Mar/16 La gente va y viene, el tráfico aumenta a cada segundo al igual que el melodioso sonido de los cláxones y las luces de los anuncios luminosos siempre parpadeando como si coquetearan con uno… Es increíble ver cómo la ciudad no descansa nunca y que siempre está a la espera de recibir nuevos invitados a su ciudad. Es muy acogedora pero a la vez celosa de sus costumbres, enseguida se puede apreciar quién no es de aquí, pero que con unas cuantas miradas de los residentes aprendes a que las cosas se tienen que hacer siempre a la forma neoyorquina. Sorprende ver cómo a todas horas del día la ciudad sigue y sigue como un reloj que su cuerda nunca se consume.

Esta vez aprovechamos semana santa para viajar y estábamos indecisos en si irnos a San Francisco o Nueva York, al final nos decidimos por la ciudad de los rascacielos. Empezamos a buscar vuelos desde finales de enero, y la verdad no estaban nada baratos los boletos. Mínimo unos $900-$1000 viaje redondo por los dos. Después de leer un poco y andar buscando una buena oferta, leímos por ahí en un blog que para tener buena suerte hay que borrar las cookies de la computadora, le calamos y efectivamente, ahí estaba el truco. Mi esposa busco un vuelo de San Diego a Newark, se salió de la página y volvió a buscar el mismo vuelo y el boleto ya se había elevado $200 dólares!!! No lo podíamos creer.

Ya con este truco en mente, seguimos buscando y esta vez United Airlines era la más barata. Ella encontró uno por $738 dólares viaje redondo, y ahí mismo la página te deja apartarlo por 3 o 7 días; yo lo hice por 3 días con un costo de $13 dólares con la esperanza de que bajaran más. Ilusos nosotros porque nunca pasó. Dos días antes de salir revisamos el mismo boleto y había subido a $2800 dólares. Siempre busquen aeropuertos alternos, esta vez nosotros nos ahorramos algo de dinero por el simple hecho de no llegar directamente a los aeropuertos de Nueva York.

my_hdr_camera_20160329_110455.jpgComo de costumbre y que más bien parece ya un ritual, cuando viajamos de noche nos vamos a comer a algún restaurante y de ahí nos vamos a nuestro destino. Esta vez nos fuimos a comer al restaurante Hornero en Tijuana, donde en esta ocasión nos atendió Ramón y que como siempre fuimos bien atendidos. Ordenamos un penne al tequila y una pizza mitad margarita mitad camaron enchilado. Ya con el estómago lleno nos fuimos.

Para vuelos largos siempre tratamos de viajar de noche para no perder tiempo en lo del vuelo y diferencia de horario y así dormir un poco también, ya que llegando siempre empezamos nuestro andar por la ciudad.

Día 1

Estaba vez compramos un Citypass por medio de getyourguide.es porque tenía incluido todo lo que queríamos ver.photogrid_1459125421630.jpg

Llegando al aeropuerto de Newark, New Jersey, tienes que tomar 2 trenes para poder llegar a Penn Station en Nueva York (ojo, no se confundan con la de Penn Station enimg_20160323_150050.jpg New Jersey). Cabe recalcar que hacia un frio endemoniado que calaba hasta en los huesos. Para llegar a Nueva York primero tomas el Airtrain rumbo a Newark Int´l Airport y de ahí el NJ Transit con destino a Penn Station y 34th. Street en Nueva York. Ya de ahí depende a donde vayas tienes que tomar el Subway correspondiente. Airtrain-NJ transit-Penn Station, NY $13 dólares y Subway Metrocard unlimited rides 7 días $32 dólares por persona.

Llegando nos fuimos a buscar nuestro hotel no sin antes pasar por un panecito de Zaro´s Bakery. Debo admitir que en nuestro camino hacia el hotel se me vino a la mente la canción New York New York de Frank Sinatra, se sentía como en las películas. Llegamos finalmente al Hotel Americana Inn. Nos decidimos por este hotel puesto que era la opción más económica y porque estaba céntrico. Leímos algunos comentarios y 2 nos llamaron la atención: baños compartidos y el ambiente muy ruidoso. Comprobamos que efectivamente eran baños compartidos pero que en ningún momento hubo problema alguno con esto ya que rara vez nos encontramos a alguien usándolos, y el segundo lo comprobamos en la noche ya que sí es un poco ruidoso porque estábamos pegados a la ventana pero cuando lo comparamos con los otros en precio y ubicación la verdad no nos importó. Aparte de que cada día llegábamos muy cansados y el ruido nos hizo los mandados.

Hay que poner atención al Subway porque está medio confuso y si no estás alerta en cualquier momento te vas al lado opuesto. Básicamente Uptown es hacia el norte y Downtown es hacia el sur, y cada línea del Subway se distingue por diferentes colores. No está difícil pero si es fácil perderse. El mapa del Subway o la app son más que suficientes para orientarse.

Empezamos nuestro recorrido con el Love sign, que para suerte de mi esposa estaba sólo para ella, sin nada de gente que pudiera afectar la foto. Estaba súper emocionada porque my_hdr_camera_20160323_202454.jpgsiempre quiso una foto aquí en esta escultura. Para esto ya eran las 8:30 am y ya empezaba a darnos sueño porque no pudimos dormir casi nada en el avión debido a la emoción. Y como de costumbre nos compramos unos energy drinks y listo. De ahí nos fuimos a Central Park, pero solo un recorrimos una parte porque este lo íbamos a visitar después. De regreso llegamos a la Public Library que está ubicada en el Bryant Park. La verdad impresiona

my_hdr_camera_20160323_202642.jpg por el tipo de arquitectura que tiene dentro. Caminamos un poco y nos encontramos con la sala de estudio, sí, esa que se ve en las películas donde todos están con sus libros leyendo en esos escritorios enormes.my_hdr_camera_20160323_135308.jpg Le seguimos con el Rockefeller Center para subir al famoso edificio pero olvidamos los boletos en el hotel y tuvimos que regresar más tarde. Afuera nos quedamos un poco a apreciar la plaza y ver cómo la gente va y viene. Frente a este Hotel es donde cada año ponen el famoso árbol de navidad que vemos en todas las películas. De nuevo, mi esposa estaba súper emocionada porque estaba viendo cosas que sólo en las películas las habíamos visto. 

my_hdr_camera_20160323_202551.jpg

Cercas de aquí estaba laSt. Patrick´s Cathedral. De estilo neogótico impresiona mucho por la forma en que está construida y por sus largos y picudos domos. Pasamos un momento para recorrerla por dentro, y estando ahí aproveché para pedir porque nuestro viaje nos saliera bien y dar gracias por la oportunidad de seguir viajando por el mundo. Después nos pasamos a la tienda Lego, y mi esposa me regalo el reloj Big Ben para armarlo. Más me vale que lo haga pronto. Le seguimos con Grand Central Terminal, que es la estación de metro más grandel del mundo por el número  líneas en ella,(cuenta con 67 hasta el momento) y que nos llamó la atención visitarla porque su aparición en numerosas películas de Hollywood.  La verdad uno siempre ve películas y vemos los escenarios como ordinarios, pero una vez que estamos ahí captamos la belleza de cada uno. La vivimos. La apreciamos. Nos quedamos como por unos 30 minutos y nos fuimos a seguir caminando. Llegamos al hotel de nuevo para cargar teléfonos, cámaras y agarrar los boletos y el selfie stick que a mí se me olvido en la mañana. Tan sólo el hecho de ver a las personas ir y venir y gente leyendo los periódicos es relajante

my_hdr_camera_20160323_140605.jpg

my_hdr_camera_20160323_165601.jpgNos regresamos al Top of the Rock y aquí nos topamos con que el Citypass no tiene skip the line. En él dice que algunos de los lugares tienen skip the line, y éste no era uno de ellos. Lo que ayudó fue que no había tanta gente. Hicimos fila como por 20 minutos
y otros 10 minutos para subir hasta la cima del edificio. Ya estando arriba la vista es increíble. Puedes ver parte de Central Park  y la parte baja de Manhattan, y puedes ver cómo de entre los demás edificios emerge el imponente Empire, que en la noche se ilumina de direrentes colores, y no tiene rejillas que te impidan apreciar la ciudad.

my_hdr_camera_20160323_202858.jpg

my_hdr_camera_20160323_183700.jpgEs una de esas vistas que te quisieras quedar por más tiempo apreciando la ciudad de noche y ver lo grande y espectacular que es. Como ya era de noche nos fuimos al Times Square, que es una zona situada entre las calles Broadway y 7th, en Manhattan. Mi esposa hizo la obligada visita a la tienda M & M´s; le gusta ir a todas las tiendas del mundo y comprarse un souvenir de ellas como colección. Ya un poco cansados de los pies, decidimos ir por una café para irnos a sentar y apreciar la ciudad de noche, y en el caminos nos encontramos con una tienda llamada Baked by Melissa. Es una tienda de postres donde venden mini macarons y mini cupcakes. Como no habíamos visto este concepto decidimos comprarnos unos y probarlos para que no nos cuenten. Estaban ricos. Ya con café y té en mano nos fuimos a sentar a unas bancas en el Times Square. A mí siempre me impresionó ver en las películas la avenida Broadway de noche por sus inmensos anuncios luminosos mostrando propaganda de diseñadores o anunciando las obras en escena. Aquí es donde confirmamos porque Nueva York es la ciudad que nunca duerme; era la 1:00 am y parecía como si fueran las 5 o 6 de la tarde. La cantidad de gente era impresionante, personas en atuendo de trabajo, turistas, jóvenes de vacaciones, etc. Ya con mucho sueño y porque no habíamos dormido nada nos fuimos a descansar para poderle seguir mañana.

Día 2

my_hdr_camera_20160324_155657.jpgUna recomendación es revisar el clima día con día porque cambia constantemente. Este día se lo dedicamos a la Statue of Liberty. En nuestro camino nos perdimos porque tomamos un autobús en dirección contraria y nos tocó caminar bastantes cuadras para ir al Battery Park donde teníamos que canjear el Citypass por nuestro boleto. En nuestro caminar nos encontramos con una Whole Foods que es una especie de mercado y a la vez restaurante buffet que vende comida por libra. Mi esposa quedó maravillada por la modalidad de este tipo de mercado. Se los recomendamos ampliamente. De ahí nos fuimos a visitar el memorial 9-11 Ground Zero, que es el lugar donde ocurrieron los ataques a las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001. Nos quedó en el camino rumbo a la estatua pero lo dejamos para después. Al igual que el Top of the Rock, en este tampoco era skip the line, y my_hdr_camera_20160324_170819.jpgterminamos haciendo fila; entre canje de pase por boletos, fila, revisión y abordaje hicimos unos 45-50 minutos. Vale la pena ir a este monumento puesto que es un ícono obligatorio en tu visita a esta ciudad. Otra vez, mi esposa conocía otro lugar que siempre quiso visitar. Aunque no subimos al pedestal pudimos visitar la parte baja de la isla. Les recomendamos que si quieren subir hasta la corona, compren boletos con anticipación ya que esta vez estaban agotados hasta mayo. Se agotan fácilmente. Ella estaba súper contenta y no cabía de la emoción. Nos tomamos unas cuantas fotos y nos fuimos con la intención de alcanzar a ver el museo de inmigración pero como ya eran las 4:00pm ya no alcanzamos. De regreso como ya andábamos cansadillos pasamos de nuevo por los energy drinks para tener pila. my_hdr_camera_20160324_170853.jpgPasamos a tomarnos la foto con el Charging Bull de Wall Street. Dicen que si le sobas cierta parte trasera del toro te da suerte financiera. Por si o por no nosotros se la sobamos jejeje. De ahí nos seguimos a Wall Street, que para nada estaba llena por la hora que era. Yo iba con la intención de ver el trajinar de las personas de corbata y vestidos de negocios pero al parecer la jornada laboral había terminado. Nos regresamos al museo del 9-11 Memmorial e igual, no hubo skip the line, pero como era mínima la gente no se sintieron esos 15 minutos. Ya adentro tenemos que confesar que nos estremeció mucho. A parte de que fue un suceso que cambió el rumbo del mundo en todos los sentidos, y recordamos que esto paso cuando cada uno respectivamente estaba en sus escuelas. A continuación describimos tal cual un texto que nos estremeció y que casi nos hacía llorar: Ellos iban subiendo hacia su muerte, yo iba bajando hacia la vida. Pensamiento de una víctima que sobrevivió sobre los bomberos que murieron cuando el edificio colapsó.

my_hdr_camera_20160324_160541.jpg

Ya con hambre nos fuimos rumbo a Little Italy, caminamos un rato y al final nos decidimos por el restaurante Buena Notte Ristorante. Pedimos fettucine alfredo y rigatoni al vodka, la verdad muy deliciosa la comida, el ambiente era acogedor y con música italiana que nos hizo sentir como si estuviéramos en Italia. Ya habiendo comido nos fuimos a caminar un rato y de ahí nos fuimos de nuevo a Times Square a seguir disfrutando del resto la noche.

my_hdr_camera_20160323_183800.jpg

Día 3

my_hdr_camera_20160325_141010.jpgAmanecimos muuuy molidos y nos empezamos a reír. No hace más de 4 meses que estuvimos en Europa y recorrimos más igual a pie que lo que recorrimos en estos 2 días. Como estaba pronosticado que iba a llover destinamos este día para museos. Sí llovió  pero como por 15 minutos y no nos tocó. Nos dirigimos al Subway, pero una de las tarjetas no quería servir, al parecer dejé mi celular sobre la tira magnética de la Metrocard y se desmagnetizó. Lo que seguía era mandar la tarjeta por correo para que me la repusieran o reembolsarme lo que no use, pero no era la opción, así que decidimos my_hdr_camera_20160325_140327.jpghacernos los que no sabíamos y así nos dejaron pasar por varias estaciones hasta que la tarjeta volvió a funcionar. Nos fuimos al Yankee Stadium pero no tenía tours hasta abril. Nos tomamos la selfie y nos fuimos. Aquí decidí ir puesto que me gustan los deportes y cada que se puede trato de visitar puntos deportivos importantes de la ciudad a la que vamos. De ahí nos fuimos a Central Park para ahora sí terminar de recorrerlo. Empezamos en un lago que a decir de mi esposa, siempre sale en las películas. my_hdr_camera_20160325_174632.jpg

Seguimos caminando y en cuanto vimos unas magnolias rosadas, ella se emocionó mucho; estaba impresionada con el color profundo que tenían. Le encanta todo lo que es rosa, y como las magnolias estaban en flor, se veían muy bonitas.my_hdr_camera_20160410_151441.jpg Caminamos bastante y digo bastante porque después de 2 horas los pies ya no los aguantamos. No nos quedo sentábamos a ratos para descansar. De ahí nos fuimos al The MET, que es el museo metropolitano de Nueva York. Aquí no funcionó el skip the line tampoco, pero no sé cómo terminamos hasta el frente de la fila, creo que sin querer nos metimos, y por fin pasamos. Lo recorrimos como por 45 minutos pero ya de los cansados no aguantamos y nos fuimos. Tiene obras muy importantes, así como esculturas, de verdad impresionante. Nos sentamos un rato para seguirle al American Museum of Natural History, pero ya estaba cerrado. Cansados y con hambre, nos fuimos de nuevo al mercado Whole Foods, comimos y descansamos bastante. Ya la tarde la dedicamos a caminar y seguir viendo las calles. Al final compramos unas botellas de vino y unas rebanadas de pizza para cenar. De tan cansados que estábamos solo nos comimos la pizza y las botellas quedaron casi llenas. Claro las dejamos para el día siguiente.

Día 4

my_hdr_camera_20160329_112027.jpgNos levantamos más temprano que de costumbre porque era nuestro último día y queríamos aprovecharlo al máximo. Nos fuimos al Empire State Building porque pensamos que como era sábado podría haber gente. Al llegar sí había fila pero no era tanta, y en 5 minutos la fila se hizo enorme. Nos dijimos: que bueno que empezamos temprano. Al llegar adentro, la fila para los boletos estaba larguísima; my_hdr_camera_20160324_144609.jpgya estábamos resignados a hacer fila. De repente escuchamos: los que tengan Citypass vengan por acá. Nos salvamos de hacer mínimo 20-30 minutos de fila y cuando íbamos pasando la gente que estaba formada se nos quedaba viendo como con envidia por saltarnos la fila jejeje. Aquí sí hubo skip the line con el Citypass. El único que nos dejó saltarnos la fila. Subimos hasta el piso 86.
Es el tercer rascacielos más alto de Nueva York. Tiene una vista panorámica increíble. Qué cual es mejor, si el Rockefeller o el Empire? Esta respuesta nos es difícil puesto que el Rockefeller lo visitamos de noche y como se ve la ciudad llena de luces es increíble. Por el contrario, el Empire lo recorrimos de día, e igual la vista es increíble y aprecias partes de la ciudad imposibles de distinguir en la noche. En este recorrido nos tomamos fotos y nos quedamos por otros 20 minutitos más. Ya al salir como hacia hambre nos comimos una sopita del Panera Bread para darnos un poco de calor porque el frio estaba con todo. Se nos quemó un poco la cara y los labios porque estaba haciendo mucho viento frio.

my_hdr_camera_20160326_181637.jpgDe ahí nos fuimos al Flatiron Building, su nombre deriva de las planchas viejas de los años 20´s (flat iron), es un edificio muy delgado y en forma de triángulo. Me llamó la atención puesto que no es un edificio cualquiera, ya que su construcción en su época nadie pensó que fuera a sobrevivir de pie porque es muy delgado y alto. La gente de ese entonces pensaba que con un soplido el hotel iba a derrumbarse; sorpresa, todavía vive. Por eso decidí visitarlo porque es algo fuera de lo común. Tomamos la obligada foto y nos fuimos. En nuestro paso nos encontramos un mercadito italiano llamado Eataly que es casi igual a los que te puedes encontrar en Italia; carnes, café, gelatos, etc. Nos compramos un gelato (ya saben, a mi esposa le encantan los gelatos) de frambuesa y debemos decir que no se parecían en nada a los originales de Italia. Agarramos el Subway y nos fuimos al American Museum of Natural History. my_hdr_camera_20160329_123242.jpgRecuerdan que les dije: pongan atención al subway, es fácil confundirse? Pues no nos confundimos pero decidí bajarnos en una estación antes de la del museo. Tuvimos que caminar como 12 cuadras. Ella me dice: cuántas cuadras tendremos que caminar? A lo que yo le contesto, y para aliviar la regada: mmm faltan mínimo 3 o 4 cuadras. Jejeje apenas habíamos cruzado 2 y todavía nos quedaban 10 por recorrer. Al final llegamos y empezamos a hacer fila ya que no era skip the line pero como les mencioné antes, sin querer queriendo como dice el Chavo del 8, nos metimos a la fila, no hicimos más de 5 minutos y pasamos. La verdad este museo vale la pena, en especial si eres amante de las especies animales. Es muy didáctico y si no sabes algunas cosas aquí las aprendes.

my_hdr_camera_20160329_123222.jpgEste sí no lo terminamos de recorrer por cansancio sino porque todavía nos faltaban cosas por hacer. En eso mi hermana me manda un mensaje diciendo: ya que andas allá, tráeme unas donas de Peter Pan Donuts. No alcanzamos a llegar. my_hdr_camera_20160326_181742.jpgEl lugar estaba cerrado porque ya habían terminado de venderlas. Lo cual quiere decir que sí están buenas, aparte que en un video en su página muestra cómo las elaboran lo cual creo que es el atractivo del lugar. Nos fuimos al Brooklyn Bridge, ya que mi esposa lo quería cruzar caminando y yo le quería tomar una foto. Esta es otra atracción recomendada. Las vistas que tiene son espectaculares; alcanzas a ver Manhattan parte alta y baja así como el lado de Brooklyn. Ya que los cruzamos (aproximadamente 20 minutos) nos fuimos al parque debajo del puente a ver el atardecer por un rato. Simplemente lo usas para relajarte, pasar el rato o meditar viendo la ciudad de Manhattan como fondo. Como ya se hacía noche nos fuimos sin querernos ir. Aparte como era sábado algunas estaciones no estaban funcionando por trabajos en las vías. En la tarde no comimos en ningún lugar sólo volvimos a comprar unas rebanadas de pizzas y acompañarlas con el vinito que nos quedó de la noche anterior.

Día 5

my_hdr_camera_20160327_141010.jpgTodavía no nos caía el veinte de que nuestras vacaciones se acabaron. Nos levantamos de prisa porque según yo en el papel decía check-out a las 10:00 am. Nos apuramos para acomodar la maleta y faltando 30 minutos para las 10, se me ocurre preguntarle a la señora de la limpieza, me dijo con un acento puertorriqueño: no mi amol el check-out es a las 12, no se preocupen. (apuesto a que lo leyeron imitando el tono jejeje). Ya con más calma nos apuramos hicimos el check-out y dejamos las maletas encargadas en el mostrador. Apoco creyeron que ya no íbamos a hacer nada? Pues le seguimos todavía. No nos acordamos que era domingo de pascua y algunas tiendas estaban cerradas.

my_hdr_camera_20160329_110537.jpgNos fuimos a la St. Patrick´s Cathedral a ver como estaba y para nuestra sorpresa estaba llenísimo. No supimos si hubo desfile o que pasó aparte de que era domingo de pascua y my_hdr_camera_20160329_110517.jpgcomo saben es un día muy especial en la religión católica.

Había gente con disfraces de conejo, canastas con huevos en sus cabezas, gente con traje de conejo, gente con orejas de conejo y un sinfín de atuendos. Le íbamos a seguir pero no contábamos con que una de las líneas del Subway que teníamos que tomar estaba en reparación así que eso nos retrasó y decidimos mejor regresarnos al hotel para empezar nuestro camino al aeropuerto de Newark. Hay que poner mucha atención en la Penn Station porque es enorme y es fácil tomar el tren incorrecto. Pero con la ayuda de los que trabajan ahí no te pierdes.

 

my_hdr_camera_20160410_151413.jpg

Cuando íbamos camino a la estación del tren se me vino a la mente un pensamiento, que tal vez a ustedes también les ha pasado: Creo que no hay peor sentimiento de envidia que el que se produce cuando uno se va de la ciudad que está y ves a otros llegar diciendo: ahhh finalmente empiezan nuestras vacaciones.

Ya en el aeropuerto, todavía no hacíamos el check-in cuando empezamos a discutir probables destinos para nuestras próximas vacaciones jejeje. Una vez que empiezas a viajar y a viajar, te das cuenta que es una felicidad indescriptible, y que cada vez quieres más y más. Luego les diremos a donde; puede ser Perú, Brasil o España, nosotros les diremos. Al final siempre he dicho que las personas que viajen al lugar que sea, lejos o cerca, tienen unas conversaciones más interesantes y amenas que los que prefieren quedarse en casa. Viajen!!!

Tips

  1. Indispensable si se van a quedar por más de 5 días ya que es illimitada.
  2. Si son de los que no les gusta andar buscando por separado. Lo único es que en esta ocasión sólo una atracción tenía skip the line, que si vas con tiempo limitado la verdad si pierdes tiempo.
  3. Uptown es el Norte, Downtown es el sur.
  4. Bajen la app del Subway. Offline es mejor así no consumen datos.
  5. Si su presupuesto es limitado, vayan a los mercaditos, es más barato. Aunque Nueva York es caro en todos los sentidos, te ahorras unos cuantos dolaritos.
  6. Carretitas con fruta afuera de las calles es un plus. Es un grab and go y es muy saludable.
  7. El hotel que escojan que sea céntrico. Es mejor recorrer la ciudad caminando y conoces más sin tener que estarte trasladando muy lejos.
Categorías:Bitàcoras de Viajes

2 comments

  1. Al leerlos no pude evitar emocionarme, mi mas grande sueño es viajar a Nueva York y visitar todos los lugares que describen en esta publicacion, espero pronto se haga realidad =D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: